TELEMEDICINA, Especializada en Pacientes con Diabetes y Enfermedad Cardiovascular
TELEMEDICINA, Especializada en Pacientes con Diabetes y Enfermedad Cardiovascular

Neuropatía Diabética

Una complicación de avance silencioso

neuropatía diabética periférica.

Su presentación más conocida es en los pies, sin embargo, puede afectar a todo el organismo.

Descripción general

Es una complicación crónica que generalmente avanza en forma silenciosa y puede comenzar a manifestarse después de unos diez años del diagnóstico de diabetes.

La neuropatía es el término médico para el daño a los nervios. 

La neuropatía es una complicación común de la diabetes tipo 1 y tipo 2; hasta el 26 por ciento de las personas con diabetes tipo 2 tienen evidencia de daño nervioso en el momento en que se diagnostica la diabetes [ 1 ]. Existe un tipo de neuropatía generalizada, conocida como polineuropatía, y es el tipo más común de neuropatía diabética y afecta a ls los pies.

Otros tipos de neuropatía también pueden afectar a las personas con diabetes, pero no se discutirán aquí.

Los signos y síntomas de la neuropatía diabética incluyen pérdida de sensibilidad y / o ardor en los pies. La detección temprana de diabetes y el control de los niveles de azúcar en sangre pueden reducir el riesgo de desarrollar neuropatía diabética.

Los tratamientos para la neuropatía diabética que están disponibles  incluyen varios elementos: dieta y ejercicio, control de los niveles de glucosa en sangre, prevención de lesiones y control de síntomas dolorosos.

factores de riesgo

En general son los mismos que aumentan el riesgo de diabetes o que hacen que esta se complique, como son el exceso de peso, la hipertensión y el tabaquismo, entre muchos otros. Por lo tanto, se recomienda controlar cada uno de ellos.

En las personas con tipo 1 o tipo 2, el mayor factor de riesgo para desarrollar neuropatía diabética es tener niveles altos de azúcar en sangre la mayor parte del tiempo, es decir, mantener valores de Hemoglobina Glicosilada, (que se mide en laboratorio), más altos que lo recomendable.

Otros factores pueden aumentar aún más el riesgo de desarrollar neuropatía diabética, que incluyen:

Arteriopatía o Enfermedad Coronaria (infarto, angina de pecho)

Aumento de los niveles de triglicéridos.

Tener sobrepeso (índice de masa corporal>  24.9 (IMC=Peso(Kg)/(Talla (Mts))^2)

●Tabaquismo

●Hipertensión Arterial

síntomas

La variedad y la severidad son variables, y van de casos asintomáticos a casos bastante severos con gran compromiso de la calidad de vida de las personas que lo padecen.

Los síntomas más comunes de la neuropatía diabética incluyen dolor, ardor, hormigueo o entumecimiento en los dedos de los pies o en los pies y una sensibilidad extrema al tacto ligero. El dolor puede empeorar en reposo y mejorar con la actividad, como caminar. Algunas personas inicialmente tienen pies muy dolorosos, mientras que otras tienen pocos o ningún síntoma.

La neuropatía diabética suele afectar a ambos lados del cuerpo. Los síntomas generalmente se notan primero en los dedos de los pies. Si la enfermedad progresa, los síntomas pueden subir gradualmente por las piernas; si la mitad de las pantorrillas se ven afectadas, pueden aparecer síntomas en las manos. Con el tiempo, se puede perder la capacidad de sentir el dolor, lo que aumenta en gran medida el riesgo de lesiones. 

Posibles complicaciones  : a  medida que pierde la capacidad de sentir el dolor o el frío y el calor, aumenta el riesgo de lesionarse los pies. Las lesiones que normalmente causarían dolor (p. Ej., Pisar una astilla, usar zapatos que crean una ampolla, desarrollar una uña encarnada) no necesariamente causan dolor si tiene neuropatía. A menos que se inspeccione los pies a diario, una pequeña lesión tiene el potencial de convertirse en una gran úlcera. Una de las complicaciones más graves de las úlceras del pie es la necesidad de amputar un dedo o, en casos extremos, el propio pie.

diagnostico

El diagnóstico es de predominio clínico, es decir, que lo hace el médico a la luz de la evaluación de los síntomas, por lo regular no se requieren exámenes de laboratorio, aunque a veces es necesario solicitarlos ante sospecha de que los síntomas tengan una etiología diferente.

La neuropatía diabética se diagnostica sobre la base de un historial médico y un examen físico de los pies. 

Durante un examen, puede haber signos de lesión nerviosa, que incluyen:

Pérdida de la capacidad de sentir la vibración y el movimiento en los dedos de los pies o los pies (p. Ej., Cuando se mueve el dedo hacia arriba o hacia abajo)

Pérdida de la capacidad de sentir el dolor, el tacto ligero y la temperatura en los dedos de los pies o en los pies.

Pérdida o reducción del reflejo del tendón de Aquiles.

 

Por lo general, no se necesitan pruebas más extensas, como estudios de conducción nerviosa, biopsia de nervios o pruebas de imagen (p. Ej., Rayos X o tomografía computarizada [TC]) para diagnosticar la neuropatía diabética.

tratamiento

El tratamiento debe incluir el control de múltiples factores que intervienen en la génesis de los síntomas así como la enfermedad. Como toda complicación crónica de la diabetes, es difícil lograr una mejoría entendida como una vuelta a la normalidad. El objetivo principal es detener su avance, el control de los síntomas y la prevención de complicaciones.

PARA ELLO PÓNGASE EN CONTACTO CON SU MÉDICO Y SIGA SUS INDICACIONES.

Hay cuatro componentes principales del tratamiento de la neuropatía diabética:

Control de los niveles de azúcar en sangre.

Intervenciones en el estilo de vida, específicamente dieta y ejercicio.

Cuida los pies para prevenir complicaciones.

Control del dolor causado por la neuropatía

 

Aunque no existe cura para la neuropatía diabética, el uso de estos tratamientos puede mejorar los síntomas dolorosos y prevenir complicaciones. 

Control de los niveles de azúcar en sangre  :  un tratamiento importante para la neuropatía diabética es controlar los niveles de azúcar en sangre. Los síntomas de dolor y ardor pueden mejorar cuando mejora el nivel de glucosa en sangre.

Si los niveles de azúcar en sangre no se controlan adecuadamente con el régimen de tratamiento actual, se puede recomendar un régimen diferente.

Para las personas con diabetes tipo 1, esto puede significar recibir inyecciones de insulina con mayor frecuencia o usar una bomba de insulina

 

Para las personas con diabetes tipo 2, esto puede significar tomar un medicamento oral adicional o comenzar con inyecciones de insulina. 

 

Dieta y ejercicio en la diabetes tipo 2  :  la Asociación Estadounidense de Diabetes recomienda intervenciones en el estilo de vida, específicamente dieta y ejercicio, como primera línea en el tratamiento de la neuropatía diabética en la diabetes tipo 2 [ 2 ]. El objetivo es lograr y mantener un peso corporal normal con una dieta rica en nutrientes, baja en grasas saturadas y alta en cereales integrales, verduras, frutas y carnes magras. El ejercicio debe consistir en al menos 150 minutos de actividad física de moderada a vigorosa, como caminar a paso ligero, al menos tres veces por semana. Se recomiendan actividades de fortalecimiento muscular que involucren a todos los grupos musculares principales dos o más días a la semana. Las actividades sedentarias (p. Ej., Sentarse en un escritorio) deben interrumpirse cada 30 minutos por breves períodos de estar de pie, caminar u otras actividades físicas [3 ].

Cuidado de los pies  : las  personas con neuropatía no siempre sienten dolor cuando hay una herida o lesión en el pie. Como resultado, es necesario el cuidado diario de los pies para controlar los cambios en la piel (como grietas o heridas) que pueden aumentar el riesgo de infección. La Asociación Estadounidense de Diabetes recomienda que las personas con diabetes se realicen un examen completo de los pies una vez al año y un examen visual de los pies en cada visita (generalmente cada tres o cuatro meses). Los exámenes de los pies se describen en detalle por separado. 

Controle el dolor  : el  dolor neuropático puede ser difícil de controlar y puede afectar seriamente su calidad de vida. El dolor neuropático suele empeorar por la noche e interrumpe gravemente el sueño.

Afortunadamente, solo un pequeño porcentaje de personas con neuropatía diabética experimentan dolor. El dolor se resuelve sin tratamiento en algunas personas durante un período de semanas a meses, especialmente si el episodio de dolor se desarrolló después de un cambio repentino en la salud (p. Ej., Un episodio de cetoacidosis diabética, una pérdida de peso significativa o un cambio significativo en el control de la glucosa en sangre ).

Hay varios medicamentos que son útiles para el tratamiento de la neuropatía diabética y han sido aprobados por la Administración de Drogas y Alimentos de los EE. UU. (FDA), que incluyen duloxetina y pregabalina. También son útiles otros medicamentos, incluidos los medicamentos tricíclicos (p. Ej., Amitriptilina), gabapentina, tramadol y ácido alfa lipoico.

Antidepresivos tricíclicos  :  hay varios antidepresivos tricíclicos disponibles para el tratamiento del dolor crónico, que incluyen amitriptilina, nortriptilina y desipramina. Los ensayos clínicos han demostrado que los fármacos antidepresivos tricíclicos son eficaces para los pacientes con neuropatía diabética dolorosa. La dosis de antidepresivos tricíclicos que se usa para tratar la neuropatía diabética suele ser mucho más baja que la que se usa para tratar la depresión.

Estos medicamentos generalmente se toman a la hora de acostarse, comenzando con una dosis baja y aumentando gradualmente durante un período de varias semanas. Las personas con enfermedades cardíacas no deben tomar amitriptilina ni nortriptilina. Los medicamentos tricíclicos se pueden tomar con gabapentina y pregabalina, pero no se deben tomar con duloxetina. Los efectos secundarios pueden incluir sequedad de boca, somnolencia, mareos y estreñimiento.

Duloxetina  : la  duloxetina es un antidepresivo que a menudo es eficaz para aliviar el dolor causado por la neuropatía diabética. En ensayos clínicos a corto plazo, la duloxetina fue más eficaz que el placebo. Sin embargo, la eficacia y seguridad a largo plazo de la duloxetina para la neuropatía diabética es incierta [ 4 ]. No hay ensayos que comparen la duloxetina con otros fármacos para el tratamiento de la polineuropatía diabética.

La duloxetina generalmente se toma por vía oral una vez al día con el estómago lleno, aunque en algunos casos se toma dos veces al día. No deben tomarlo personas que tomen otros medicamentos antidepresivos . Los efectos secundarios pueden incluir náuseas, somnolencia, mareos, disminución del apetito y estreñimiento.

Gabapentina  : la  gabapentina es un medicamento anticonvulsivante. Por lo general, se toma por vía oral tres veces al día. Los efectos secundarios pueden incluir mareos y confusión. La gabapentina se puede tomar con un antidepresivo tricíclico o duloxetina. En algunos casos, la gabapentina se puede tomar por la noche para prevenir el dolor durante el sueño.

Pregabalina  : la  pregabalina es un medicamento anticonvulsivante, similar a la gabapentina. La pregabalina se toma por vía oral, comenzando a la hora de acostarse con una dosis baja y luego aumentando gradualmente a tres veces al día durante un período de varias semanas.

Los efectos secundarios pueden incluir mareos, somnolencia, confusión, hinchazón en los pies y tobillos y aumento de peso. Es posible que se vuelva adicto a la pregabalina, y los cambios en la dosificación deben controlarse cuidadosamente. La pregabalina se puede tomar con duloxetina o antidepresivos tricíclicos, pero no con gabapentina.

Fármacos anestésicos  : la  lidocaína es un fármaco anestésico que puede recomendarse si otros tratamientos no han mejorado el dolor. Se aplica en el área dolorida en un parche, que libera lentamente el medicamento con el tiempo. Los parches deben permanecer en su lugar por no más de 12 horas en cualquier período de 24 horas.

El ácido alfa lipoico  –  ácido alfa-lipoico (ALA) es un medicamento antioxidante. Varios ensayos a corto plazo demostraron que fue útil para aliviar el dolor causado por la neuropatía diabética. Por lo tanto, se puede recomendar ALA a personas con neuropatía diabética que no mejoran con otros tratamientos o que no pueden tolerarlos. Sin embargo, aún se necesitan estudios a más largo plazo para confirmar su seguridad y eficacia. En los Estados Unidos, ALA está disponible sin receta como suplemento dietético. Por lo general, se toma por vía oral una vez al día.

 

¿Tienes algún síntoma de neuropatía diabética?