Insomnio, el impacto sobre nuestro cuerpo

El insomnio se define por las dificultades repetidas respecto al inicio, la duración, la consolidación o la calidad del sueño.

Y es que dependiendo de la persona que lo sufre, lo puede manifestar de una manera u otra:

  • Está el grupo de personas que manifiesta el insomnio como la dificultad para iniciar y/o mantener el sueño. También se queja de que su sueño no es reparador, con independencia de su duración. Cuando nos referimos a estas “quejas” sobre el sueño, hablamos de que alrededor del 30% de la población tiene, al menos, alguna de las manifestaciones propias del insomnio.
  • Otro grupo manifiesta que, además de las alteraciones relativas al sueño nocturno, tienen consecuencias diurnas e insatisfacción con la calidad y cantidad del sueño. La prevalencia en este grupo oscila entre un 8%-18%.
 

¿Qué problemas pueden causar insomnio?

  • Problemas psicológicos
  • Síndrome de piernas inquietas
  • Fibromialgia
  • Síndrome apnea del sueño.
  • Malos hábitos del sueño
  • Uso de benzodiazepinas (alprazolam, clonazepam, etc) por tiempos prolongados.

¿Cómo puedo detectar que tengo insomnio?

  • Sueño nocturno:
    • Dificultades para conciliar el sueño
    • Dificultades para mantener el sueño
    • Despertar final adelantado
    • Sueño no reparador
  • Funcionamiento diurno:
    • Fatiga
    • Síntomas de ansiedad y depresión
    • Cambios de humor
    • Déficits leves de atención/concentración
    • Faltas de memoria
    • Déficits en funciones ejecutivas
    • Excesiva somnolencia
  • Otras características asociadas:
    • Rasgos de la personalidad tendentes a la preocupación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *