TELEMEDICINA, Especializada en Pacientes con Diabetes y Enfermedad Cardiovascular
TELEMEDICINA, Especializada en Pacientes con Diabetes y Enfermedad Cardiovascular

Glucosa y Glicemia.

La Glucosa es un hidrato de carbono, comúnmente conocido como «azúcar». Es el componente fundamental de alimentos en base a harina, (pan, pastas, galletas, etc), azúcar de mesa y todos los alimentos, generalmente industrializados, que la contienen (galletas, dulces, jugos, bebidas, etc). Su ingesta diaria es parte de la alimentación pero su exceso es perjudicial. En promedio una persona requiere entre 160 a 220 gramos de hidratos de carbono al día (no en forma de glucosa pura exactamente), dependiendo de su estado nutricional y gasto energético diario.

La glucosa es sinónimo de energía para las células y es determinante para el funcionamiento del cerebro.

La GLUCEMIA, corresponde al nivel de glucosa en la sangre. Su valor normal oscila entre 70 y 99 mg/dl en ayunas, en sangre venosa. Cuando su valor sube en forma crónica y permanente se habla de diabetes.

Se puede medir en casa con glucómetros, en sangre capilar (que se obtiene con un pequeño pinchazo en el pulpejo del dedo) y cintas reactivas, sin embargo, esto se usa para seguimiento de la glicemia en pacientes diabéticos y no para hacer diagnóstico puesto que no tiene la misma precisión que el análisis obtenido en laboratorio.

En los últimos años han aparecido medidores de glucosa continua, que consta de un sensor, el cual se adhiere a la piel (generalmente en el brazo) e introduce una pequeña lanceta en la grasa subcutánea y permanece ahí por un tiempo variable según el fabricante, (entre 7 a 14 días) y con un dispositivo tipo monitor o incluso con algunos teléfonos móviles (que cuenten con tecnología NFC), miden la glucosa intersticial al acercarlos al sensor pegado en la piel. Esto permite tener un monitoreo permanente de la glucosa intersticial, que es distinta a la glucemia capilar pero tienen relación entre ellas. De un modo u otro, la persona puede tener una aproximación al comportamiento de su glucemia en cualquier momento. Este sistema resulta particularmente útil cuando es necesario realizar ajustes de terapia con insulina. 

Glucosa en Sangre = Glucemia
Azúcar de mesa= Sacarosa= Glucosa+Fructosa